Ampliar la señal WiFi mediante un repetidor es algo especialmente recomendable si vives en una casa grande o con muchos muros, sobre todo si estos son gruesos y de ladrillo de verdad. A medida que te alejas del router, la intensidad y la velocidad va decayendo. Este problema es mucho más pronunciado con el WiFi AC, cuyo radio es bastante más limitado.

Los amplificadores o repetidores WiFi evolucionan, como todo en tecnología. Siguen necesitando un enchufe, y esto es importante, aunque ahora ya puedes comprar a muy buen precio algunos modelos que incluyen enchufe o enchufes adicionales para que no tengas que sacrificar uno de los pocos que tienes en el pasillo o la habitación.